Make your own free website on Tripod.com


Nuestros Abrazos y Saludos

Por un año nuevo de logros, zarpando con buenos vientos....


Nuestros tiempos caminan con una velocidad que trasciende las meras voluntades, tampoco las racionalidades han dado cuenta de sus formas.

Quién se imaginó en Chile este presente, cuando tan cerca de derrotar la dictadura estuvimos?. Luego, en plena derrota, la nuestra, a comienzos de los noventa, cuando ” la locura “ tuvo un abrubto final y tantos mariscales entregaron los sables, los estandartes y las banderas, ninguno de ellos pensó en los días del Pueblo. Se sabian subiéndose por fin a un carro de la victoria. Qué importaba que ese triunfo no fuera de ellos, total “por los próximos cincuenta años lo que queda es humanizar el capitalismo” decía años atrás en una entrevista al Mercurio uno de sus Gurús.

Sin embargo los Pobres son más que frías estadísticas, más que un porcentaje que devela los éxitos o fracasos de un modelo. En la propia cancha, los poderosos sufren los efectos de ese “mal” que aqueja los espíritus, las almas de los marginados. Esa resistencia a la domesticación.

A pesar de las sólidas estructuras del Poder dominante, algo falla, algo no da cuenta del conjunto de la realidad, de una sociedad fragmentada y dividida. Sino, como entender el movimiento estudiantil universitario de mediados del año que se va, la reaparición de los secundarios, que no pueden ser acusados de “nostálgicos”, la verdadera jornada de protesta nacional que fue el once de septiembre, las luchas de los empleados fiscales, de los vendedores de Afp, y claro también el Movimiento de Liberación Nacional Mapuche.

Estamos a las puertas de la recomposición del famoso Movimiento Popular? El Megarelato se alzará agrupando a los marginados en una lucha implacable en contra del sistema?

Creemos que no. Suponemos que lo fragmentario no es un dato novedoso, pero tampoco transitorio. Que diversos sectores sociales que componen el Pueblo Pobre y su aliado el Pueblo Nación Mapuche empiecen el largo recorrido del intercambio, del lenguaje haciéndose respeto y defensa de las particularidades no será tarea fácil, ni del corto plazo.

Reconstruir las antiguas redes de solidaridad para qué? cómo? Dónde encontrar el Sujeto Histórico y su Proyecto? Estamos comenzando a reconocer una realidad inmersa en la diversidad donde además no existe un único sujeto o un ente conductor mesiánico, autócrata. Suponemos un proyecto que se construirá y articulará en medio de la larga marcha. No limitamos la imaginación del Pueblo a unas cuantas tesis “prográmaticas y estratégicas”. Estos no son slogans, ni consignas oportunistas para agrupar a los que anden volando bajo.

Queda de manifiesto en estos largos y cortos ocho años de Gobierno de la Concertación, que los cambios operados desde la mitad de la década de los setenta en nuestro País transformaron también a los actores sociales, y por ende sus conciencias y sus formas de organización. Que las mudanzas sufridas en el escenario latinoamericano y mundial también influyeron drásticamente en las herramientas a utilizar para conseguir las demandas históricas.

Suponemos como plataforma fundamental para la liberación del Pueblo Pobre Chileno y del Pueblo Nación Mapuche el espacio de las subjetividades.

Serán el viento que permitirá el despliegue total de las embarcaciones que han de zarpar en busca de la felicidad. Los valores populares destrozando los antivalores del sistema, la solidaridad, la fraternidad, la cultura, la humildad desterrando la soberbia, la confianza tan machucada de derrotas, el arte, la magia.... Cómo evaluar el año recién pasado? Sufrimos detenciones, la caída de un hermano en el combate internacionalista, allá en tierras Colombianas, el acoso represivo no ceja, muchos de los nuestros están en la Cárcel de Alta Seguridad... El Gobierno represivo y excluyente de la Concertación nos acusa de estar “infiltrados” en el Movimiento de Liberación Nacional Mapuche. Con ese argumento aplica la Ley Antiterrorista y la “asociación ilícita” en contra de los Peñi que lideran sus necesarias y legítimas luchas.

Será que no entienden los expertos de la oficina, que tanta miseria, tanta restricción, tanta censura, tanta injusticia termina incendiando a los humildes? No es bueno que nos usen de excusa para la represión, en una de esas nos legitiman, allí desde donde nos quieren expulsar, los corazones del Pueblo. Ya nos acostumbramos a las campañas del terror que enseñan los manuales yanquis de Guerra Sicológica. Sabemos de los costos de nuestra osadía de desafiar al poderoso, lo aprendimos muchos años atrás y la dictadura militar fue la prueba de fuego. Sobrevivimos, heridos, cansados, desorganizados. Pero nos rehicimos desde donde siempre surgió la rebeldía, desde las entrañas del Pueblo Pobre.

Creemos que fue un año importante en el despertar de los Marginados. A pesar de la atomización, nos estamos aprendiendo a conocer, a registrar nuestras propias fuerzas y también las flaquezas. A pelear juntos a pesar de las diferencias, a morder al enemigo dislocados, a descubrir el pensamiento libre que vuela por los campos y ciudades, ese que se recrea a diario, que no se estanca, que fluye y se transforma en lanza, en huelga, en cóctel Molotov, barricada, poesía, amor y coherencia.

Nuestro Pueblo no se rindió, ahí está manifestándose en el Paseo Ahumada, en el Huelén (santa lucia), en el Peda, la Usach, la Utem, en Concepción, en LumaKo. No pudieron robarle las ganas de soñar, ese es el gran secreto que se esconde en las luchas por venir. De las elecciones....los jóvenes no se inscriben, abofeteando la modernidad de los ricos, los saturados de tanta mentira anulan o votan en blanco y nuestra vieja izquierda se atrinchera en sus bastiones. Nada mal para un País ejemplo de “ciudadanía”, ejemplo de “civilidad”, de “cordura”.

Parece ser que las recaídas irán en aumento, que la nueva década, el nuevo siglo, el nuevo milenio que se asoma estará empapado de locura, de irracionalidad, de esquizofrenia. Estas son enfermedades difíciles de curar, cuando están tan asentadas en el subconciente y en la cultura de los Pueblos oprimidos.

Por último, la convocatoria sencilla a caminar junto/as, todo/as lo/as insumiso/as. A no sacarnos los pelos entre nosotro/as, hay demasiado enemigo por delante. Expulsemos nuestros fantasmas, aunque a veces entre la ceguera ayuden a mantener la cohesión del grupo.

Cariños a lo/as rebeldes, a lo/as antagonistas, a lo/as disconformes. Que sea un año de nuevos y más significativos avances, fortaleciendo está gran red artesanal para pescar un buen día la felicidad para todo/as.

En el Camino del Poder Popular:

¡¡Pueblo Pobre antagonista, autónomo, radical y autogestionado!!

¡¡Sólo la lucha nos hará libres!!

¡¡Mari Chi Weu!!

¡¡Viva el Movimiento de Liberación Indígena y Popular!!

Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR

Chile, año nuevo de 1998



Archivo Anterior

Vuelva a Casa

Nuestro Pensamiento

discuta con nosotros La Lucha Continua