Make your own free website on Tripod.com

Antecedentes

LA EXPERIENCIA GUERRILLERA DE NELTUME

El 27 de Junio de 1981, a las 11:30 a.m. fue tomado por asalto el campamento principal del destacamento guerrillero Toqui Lautaro, en la zona de Neltume, provincia de Valdivia(Al sur de Chile) por unidades especiales del ejército. Así comenzaría una serie de operativos y combates que concluirían con el desalojo de las unidades guerrilleras del MIR en octubre de ese año.
El MIR había diseñado una estrategia de Guerra Popular: a través de un proceso gradual de producción y acumulación de fuerza social revolucionaria, armando política y materialmente al pueblo, el MIR pretendía terminar con la dictadura gorila en nuestro país y realizar las transformaciones democráticas, populares y revolucionarias del pueblo.
Sobre la base de esta línea estratégica, el MIR formuló un plan táctico general el año 1978. En ese año el objetivo era retomar la iniciativa, el MIR percibía que desde 1977 comenzaban a invertirse la tendencia de la lucha de clases, se detenía el avance de la contrarevolución, poniéndose fin al reflujo del movimiento de masas. La clase obrera y el pueblo comenzaban a recuperar fuerzas, llevando a cabo enfrentamientos parciales en contra de la dictadura, se reanimaba el movimiento sindical, estudiantil, de cesantes y adquiría relevancia la lucha por los derechos humanos.
El MIR pequeño y débil aún, ya había salido del repliegue y retomaba la iniciativa a través de acciones de propaganda armada menor, e impulsaba las primeras manifestaciones abiertas de lucha independiente y democrática de masas. Así, en 1978 se produce un importante virage táctico para aprovechar las tendencias de reanimación de las luchas populares, impulsando una actitud ofensiva y de desarrollo de la estrategia de guerra popular. Esto se plasmó en los que se llamó "plan 78". A través de este plan, se buscaba extender y fortalecer la resistencia popular como un movimiento de orientación democrático revolucionario amplio.
Esta táctica orientaba el desarrollo de la resistencia de masas, combinando las acciones clandestinas () con el impulso de la lucha social abierta (). El desarrollo de la lucha armada debía comenzar por la propaganda armada, como factor de acumulación de fuerza militar primaria y preparación de las condiciones para el paso a la lucha guerrillera urbana, sub urbana y rural.
El instrumento para el desarrollo de estos lineamientos era el MIR. La prioridad estaba en los principales centros urbanos, en la zona campesina sur y el valle central. Como apoyo a estos planes se alentó el retorno de cuadros desde el exterior y la construcción de una retaguardia de apoyo directo y especializado al frente. Para esto, el MIR decide avanzar en la construcción de dos frentes guerrilleros rurales en la zona sur del país, asentados en espacios favorables de la cordillera de los Andes y de la Costa. La apertura de frentes guerrilleros supone la construcción de fuerzas permanentes. Las fuerzas guerrilleras son en esencia fuerzas destinadas al combate y con dedicación completa a la tarea de la guerra.
En las diversas fases debían realizarse tareas de exploración, reconocimiento, acondicionamiento y preparar las condiciones operativas para enfrentar en combate.
Neltume el frente uno, Nahuelbuta el Frente dos.

El destacamento Guerrillero Toqui lautaro (DGTL) provenía en su mayoría del exterior, ingresó clandestinamente al país a principios de 1980, instalándose de inmediato en la zona de Neltume; logró desarrollar exitosamente su misión de exploración y acondicionamiento del terreno hasta su detección en junio de 1981. Según los planes iniciales de la dirección nacional del MIR, debían estar en condiciones de recibir nuevos combatientes e iniciar las acciones a principios de 1981.
Los principales errores cometidos en el periodo, son responsabilidad de la Dirección Nacional, que no asumió a cabalidad la estrategia de guerra popular.
Por una parte no existió un trabajo político social en el teatro de operaciones militares en función del frente guerrillero, la inexistencia de redes de apoyo fueron un problema estratégico para el destacamento guerrillero,  cuyo movimiento estuvo siempre determinado por aprovisionamientos logísticos insuficientes, tampoco se manifestó voluntad única de acción en el MIR, no comprometiendo al conjunto de las estructuras partidarias en las tareas de la guerra popular.
Por último la falta de confianza de la Comisión Política (CP) y el Comite Central (CC), en los mandos militares que hicieron andar desarmados a los integrantes del destacamento guerrillero hasta su detección. A pesar de esto Neltume representaba la primera experiencia en la construcción de fuerza militar propia del pueblo, el destacamento se había convertido en una fuerza guerrillera rural, con una enorme fortaleza ideológica de sus combatientes alcanzando un buen nivel de eficacia; se logró aclimatar a las difíciles condiciones de la zona, la vida rural y cumplir con las tareas de la primera fase.

El destacamento Toqui Lautaro (DGTL) demostró que es posible sostener una fuerza militar, transformar el terreno en aliado y así dificultar el desempeño del enemigo infringiéndole derrotas apoyadas en las tácticas guerrilleras. De hecho el enemigo fue incapaz de aniquilar la fuerza guerrillera de Neltume, y las 7 bajas fueron pocas desde el punto de vista militar: un enfrentamiento entre un ejército preparado para la lucha anti-guerrillera, contra una incipiente guerrilla rural, en condiciones de cerco. El desenlace de los acontecimientos de Neltume nos significó un revés militar de enormes consecuencias. Pero estos se originaron más que por los resultados, por el desconocimiento de la situación y los hechos acontecidos. Las causas de fondo de la derrota tiene sus orígenes en la incoherencia del plan, en las formas y métodos como fue conducido el proyecto, la principal responsabilidad recaen en la DN y en el CC, aún falta mucho por escribir acerca de la experiencia de Neltume y Nahuelbuta, en esta última localidad el repliegue fue sin costos humanos, lo importante es aprender de esta enorme experiencia político-militar.

Vuelva a Neltume