Make your own free website on Tripod.com



3. El carácter necesario y urgente de la revolución

Jamás en la historia de la humanidad
una revolución social ha sido tan necesaria y urgente.

Jamás en la historia de la humanidad
cantidades tan grandes de gente
han sido condenadas a la condición de no importar
a la condición de marginalidad absoluta y total
países y continentes enteros ven día a día
como crece su hambre y su necesidad
sin que su flaca existencia alcance a perturbar
el vertiginosos desarrollo de la cultura de la modernidad.

Jamás en la historia universal
tantos pueblos naciones y etnias pequeñas y pobres
han sido condenadas a desaparecer
erradicados de sus territorios
despojados de sus creencias y dioses
prescritos sus idiomas y su arte
los hijos de orgullosos pueblos y culturas milenarias
hoy olvidan sus raíces y se consumen
recolectando fruta y descortesando troncos en los ingenios del capital vistiéndose con ropa usada americana y consumiendo un hot-dog de sabor universal.

Jamás en la historia universal
el desarrollo de las fuerzas productivas
había alcanzado un carácter tan antinatural
contaminando el aire y destruyendo el ozono
ensuciando el agua y extinguiendo los peces
agotando los metales y las reservas de la Tierra
talando los bosques y extendiendo los desiertos extinguiendo las especies y generando nuevas enfermedades.

La irracional lógica de la acumulación
desconoce el interés en el futuro
enceguecido por la explotación sin límites y el consumo vanal
destruye el ecosistema universal
promete una herencia de esterilidad.

Jamás en la historia de la humanidad
una cultura y orden social
sustentada en valores antinaturales e inhumanos
había contado con una maquinaria comunicacional de tal magnitud
para generar y reproducir sus valores en forma permanente
con miles de satélites internet modem celulares fax y redes de TV
transformando el mundo en lo que ellos llaman una gran “aldea global”
donde hay espacio para la solidaridad
para la debilidad
para la diversidad
donde quien no tiene gran cosa que vender en el mercado
o no tiene gran cosa que consumir en el mercado
es condenado a la condición de no importar.

Después de más de un siglo de desarrollo ininterrumpido del capital
America Latina muestra en sus duras cicatrices
las huellas de la explotación y el despojo
con las que se ha construído el esplendor del Primer Mundo.

Aquí al sur del río Bravo
en la otra tierra de la abundancia
de las maderas finas y los metales preciosos
habitada por sabios pueblos que supieron medir el tiempo
con mejor precisión que los bárbaros invasores de Europa
que esculpieron la piedra y forjaron el oro
como sólo pueden hacerlo quienes están cerca de sus dioses.

Aquí en esa misma tierra condenada por su abundancia
viven 270.000.000 de pobres
62 de cada 100 latinoamericanos sobreviven a duras penas
encarnando la otra cara de la modernidad.

Aquí en esta tierra que brinda al mundo sus riquezas
mueren al año 1.500.000 personas
por no poder satisfacer sus necesidades básicas
un millón y medio de latinoamericanos muere al año de pobreza.

Aquí en esta tierra de abundancia
mueren diariamente 2.000 niños
por razones directamente atribuibles a su condición de marginalidad
780.000 niños latinoamericanos mueren al año de pobreza.

Porque estamos profundamente convencidos
de que la humanidad cuenta con los conocimientos necesarios
para salvar al hombre y a la naturaleza de tan irracional martirio.

Porque estamos profundamente convencidos
de que la humanidad cuenta con la tecnología necesaria
para liberar al hombre de su condena a la explotación

Porque estamos profundamente convencidos
de que la humanidad cuenta con las reservas morales necesarias
para reestablecer los equilibrios violentados y recuperar la esperanza.

Por eso estamos profundamente convencidos
de que jamás en la historia de la humanidad
una revolución social ha sido tan necesaria y urgente.


Vuelva a : Manifiesto

Vuelva a Inicio


Contenido

Poema Final

Su opinión y ... Participe


A Página del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR