Make your own free website on Tripod.com


EL HOMBRE NECESITA DE LA NATURALEZA
PARA SU SUSTENTO
LA NATURALEZA NECESITA DEL HOMBRE
PARA PRESERVARLA
Y RECUPERAR SU EQUILIBRIO

El ser humano más y más se descubre como parte de la naturaleza
su relación con ella no puede seguir siendo de dominación
y sí de convivencia
en una alianza de fraternidad de respeto y de diálogo
los seres de la naturaleza son sujetos de derechos
pues todo lo que existe y vive merece existir y vivir

El ser humano necesita de la naturaleza para su sustento
y al mismo tiempo,
la naturaleza marcada por la cultura, necesita del ser humano
para ser preservada y para poder mantener o recuperar su equilibrio

La democracia no puede ser apenas humana y social
debe ser también cósmica
¿que sería de la sociedad sin árboles, sin lagunas limpias
sin el aire puro, sin el brillo de las estrellas?
El ser humano debe integrar a todos estos seres como nuevos ciudadanos
debe sentirse ligado como hermano a todos los seres
desde la galaxias más distantes a la hormiga del camino
esa cosmovisión abrirá la posibilidad para una nueva experiencia de lo sagrado
y del mismo que sustenta el universo
y que las religiosas llamaron Dios.

A partir de esta nueva alianza en función del bien común humano y cósmico
se debe redefinir el sentido de las transformaciones sociales
hasta hoy estábamos orientados
por el sueño de las grandes revoluciones redentoras:
la revolución científico-técnica, la revolución burguesa,
la revolución socialista y la revolución cibernética...
Todas esas revoluciones
exigieron una altísima tasa de iniquidad humana y ecológica
millones de personas, innumerables valores y bienes culturales
fueron sacrificados y pérdidos en forma irrecuperable

Hoy la gran mayoría de los hombres perdió la esperanza
en las grandes revoluciones universales válidas para todas las sociedades
precisamos sí de revoluciones
para que realicemos las transformaciones necesarias
pero el camino de estas transformaciones es hoy diferente
no bastan las transformaciones estructurales
necesitamos transformar también las subjetividades personales y colectivas.

Vuelva a Indice

Envienos sus Comentarios

Vuelva a Indice Principal